Web Analytics

Nacho Lascaray

junio 25, 2013
Historia de éste cuadro (00733)

 

Llevo tiempo dando vueltas a la idea de que llevo demasiado tiempo sin escribir , lo hago pero no son más que chorradas , como un detective privado que escribe un minucioso diario de lo que ve , de lo que le ocurre.

Lo que entiendo por escribir es otra cosa que desagraciadamente no puedo hacer cuando quiera…..

Ayer , por fin , me entraron ganas de escribir sobre algo.

Se trata de intentar explicar mis motivaciones sobre esa prueba que hice en Febrero y que tan poco éxito tuvo……. el cuadro que es sólo , simplemente un triste cartón , la historia del pobre amigo 00733.

Siento que una parte importante del proceso que te lleva a crear una obra es el de ponerte en un sitio y en un lugar en el que tomas la decisión de que una serie de elementos que hasta ahora han vivido su propia vida , a partir de ya , mágicamente van a ser unidos , combinados y esa vida van a pasar a vivirla de forma conjunta , van a quedar unidos para siempre.

Normalmente , aunque la intuyo , desconozco la vida que han corrido esos elementos ( la cantera , la fábrica , el almacén…….) a pesar de que parezca una tontería , es un tema que me interesa mucho.

Con éste cuadro de cartón ocurrió algo que conozco demasiado bien , en él se ha dado la confluencia de muy diferentes circunstancias : por un lado la cantidad de tiempo que llevaba con ganas abstractas de hacer algo con ese elemento , con cartón , pero sin saber exactamente cómo ni qué ( creo que llevo años , era como una espina clavada ) , sabiendo que tenía ese deseo escondido allí , siempre , en algún pequeño hueco de mi cerebro , con la certeza , también , que algún día lo iba a hacer.

Por otro lado está la historia de ese elemento en concreto , de ese trozo de cartón : lo compré hace unos dos años en un almacén de productos de embalaje con una finalidad bien concreta : servir de embalaje protector de un cuadro que iba a enviar a Madrid para participar en un concurso de pintura , sólo yo sé todo lo que envolvía y protegía ese cartón , y no hablo sólo del elemento tangible , valioso para mí como puede ser el propio cuadro , hablo de todo aquello que , aunque  oculto , está presente y es tanto o más importante : ilusiones , esperanzas , deseos , anhelos…..allí depositados , en ese cuadrado , y protegiendo todo esto ( el cuadro y lo demás ) , el humilde cartón de que hablo. Después de haber cumplido esa importante misión en un par de viajes ( y haciéndolo perfectamente) , quedó allí arrinconado en una esquina del estudio , herido , marcado por las huellas físicas de esos viajes , escondiendo todas sus vivencias .

Un buen día , de repente confluyeron esas dos circunstancias ( el material y la idea ) en ese momento y en ese lugar , como un relámpago , como una iluminación , en un segundo lo vi realmente claro : tiene que ser así , esto con esto , con tan sólo cortar un poquito aquí y estirar un poco allá , dicho y hecho : eso salió……. .

Tal vez sea que justo ese día supe escuchar lo que me decía , todo estaba allí desde hace tiempo pero hasta justo ese momento no fui capaz de escucharlo ( lo que tantas veces he escrito : saber ver…) ese cuadro estaba allí escondido pidiéndome salir , gritándomelo desde hace tanto y yo , tonto , sin escucharle.

Estoy seguro que la misma obra con un cartón nuevo , expresamente adquirido para ese fin , no sería lo mismo , creo que no tendría el mismo espíritu.

Como siempre , una tontería , pero me apetecía contarla………………………..

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados